Detalles de la estructura del tejido graso

Las fibras se disponen en haces distribuidos, fundamentalmente, de forma perpendicular a la piel en la mujer y más en forma de malla en el hombre. Esta malla de septos fibrosos le confiere resistencia a las tracciones. En este tejido los haces forman una trama tridimensional lo que le aporta cierta resistencia a las tracciones ejercidas en cualquier dirección.

En la hipodermis también se encuentra la red vascular profunda y las porciones profundas de algunos anejos folículos pilosos, acinos de glándulas ecrinas y apocrinas, corpúsculos sensoriales de Vater-Paccini (cambios de presión) y corpúsculos de Rufini (cambios térmicos, principalmente calor).

Los lóbulos de grasa están divididos por septos fibrosos que contienen vasos y nervios. Las conexiones fibrosas entre la piel y las estructuras más profundas son mecánicamente importantes.

Detalles de la estructura de la piel

Las características locales en cuanto a conformación del tejido graso relativos a la anatomía, histología y fisiología del tejido adiposo son variables en relación a las distintas partes del cuerpo.

Anatómicamente se distinguen dos capas de grasa en el tejido celular subcutáneo:

  • Grasa Areolar o superficial, que se acumula en paquetes de lobulillos verticales. Esta capa está en la mayor parte del cuerpo como un manto uniforme. Se vuelve algo más gruesa en caderas, muslos, abdomen y glúteos. En algunos sitios del cuerpo sólo existe esta capa de grasa (piernas). Es una grasa de fácil movilización.
  • Grasa Esteatomérica o mamilar, profunda, que aumenta en función de los patrones de diferenciación sexual durante la pubertad. Es una grasa de más difícil movilización.

Y estas capas tienen distintas características según la localización anatómica.

Capas de la piel

Las grasas areolar y mamilar están separadas por una fascia superficial que se denomina “retinácula cutis”. Desde esta fina fascia, existen prolongaciones verticales que la anclan a la dermis. Esta estructura es la principal responsable de la aparición de los hoyuelos de la celulitis.

  • Entre la retinácula cutis y la dermis existen arcadas de capilares, nervios y linfáticos.
  • La retinácula cutis genera una serie de celdillas de tejido conjuntivo fibroso que compartimentan a nivel superficial el tejido graso areolar, las celdillas están rellenas de lobulillos grasos. Estos tabiques están insertados a nivel de la lámina superficial y a nivel del corion subdérmico.

    El aumento de volumen de los adipocitos genera un aumento mecánico de tracción sobre las trabéculas o tabiques, alternando intermitentemente áreas de tracción y retracción de las zonas de anclaje que dan lugar a la piel de naranja.

    El aumento del contenido graso en la grasa superficial se manifiesta en forma de piel de naranja visible en áreas de localización femenina como muslos, glúteos, trocánteres y brazos, en forma de pequeñas y abundantes depresiones cutáneas. La presencia de grandes y profundas depresiones cutáneas se debe a la esclerosis de algunos de los anclajes de los tractos verticales de la retinácula cutis en la cara profunda de la dermis. (Pérez Rivera)12

  • A nivel abdominal supraumbilical la capa de grasa areolar es más gruesa y fibrosa. A nivel subumbilical la capa de grasa areolar es menos fibrosa y más fina. A nivel subumbilical se encuentra dividido el tejido graso en tres planos: el areolar, contenido entre dermis y la retinácula cutis, el esteatomérico, contenido entre la fascia de Camper y la de Scarpa y el esteatomérico profundo que está entre la fascia de Scarpa y la fascia muscular.
  • A nivel del tejido celular subcutáneo de flancos, existen diferentes bandas fibrosas que se adhieren superficialmente a la piel.
  • A nivel de las caderas, existe un compartimento graso bien definido en dos planos, la grasa areolar es blanca y la grasa esteatomérica de color amarillo-anaranjado. A nivel de glúteos existen los ligamentos de Jacque, en zona de grasa profunda, que son los que sostienen el tejido graso de los mismos.
  • En los muslos existen las dos capas de grasa, areolar y esteatomérica, pero en las piernas sólo hay grasa esteatomérica. (Dr.Carvajal Gómez)13.

Estructura del tejido graso

(12) “Tratamiento Quirúrgico de la Celulitis”
Fabián Pérez Rivera, C. Plástica.

(13) “Importancia de la histología y la fisiología del tejido graso en la práctica de la Lipoescultura”, Ponencia presentada en el III Congreso Europeo de Medicina Estética.
Carvajal Gómez, Alfonso Carlos. Portal de Medicina Estética


Article Categories:
Flacidez

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *